email Llámenos al  (+34) 934 535 437     |     email Contacte con nosotros    |     email     email     email     email
Chinese (Simplified)EnglishGermanRussianSpanish

Sobre nosotros

El establecimiento abre sus puertas en 1960 como una pequeña tienda de 15 metros cuadrados, que ahora se utiliza como outlet y que se encuentra justo en frente de la Joyería principal. La boutique se ha ido renovando con el tiempo, y actualmente consta de 150 metros cuadrados divididos en dos espectaculares plantas.

Los clientes de Valiño valoran que la Joyería se encuentre en una zona no muy comercial -sin aglomeraciones- y con un encanto bastante especial. Pero lo que más aprecian, es que en cuanto entran en Valiño, lo primero que se encuentran es a su propietario, el Señor Rafael Valiño, que siempre está a disposición de los clientes a no ser que este de viaje.

Pero si está en Suiza, en Alemania o en Italia, no hay que preocuparse, puesto que el personal de Valiño está igualmente especializado y puede asesorarles en sus compras y ayudarles a escoger. Además, este equipo de  cuatro profesionales se encargan de aconsejar personalmente y reciben cursos especializados de relojería y de  joyería, impartidos tanto por el propio Valiño como por las diferentes marcas de Alta Relojería que suelen organizar estos cursos periódicamente.

La familia Valiño siempre ha estado vinculada a la relojería y a la joyería, pero fue la segunda generación la que abrió las puertas de Valiño, es decir, los padres de Rafael. Y ahora es su hijo el que lleva las riendas del negocio de manera exitosa, ya que además de ser un profesional en su sector, también es un gran apasionado de la relojería. Ello se debe a que desde muy joven ha esto muy vinculado al negocio y a este mundo de la relojería. De hecho, Rafael Valiño estudió en la Escuela de Relojería de Barcelona -la única oficial en España homologada por Suiza-. Su aprendizaje ha sido siempre constante y muchas de las innovaciones de la boutique se deben a su espíritu emprendedor.

Cuando se entra en la boutique, hay que dejarse llevar por los colores oscuros y la madera wengué. Y llama especialmente la atención su impactante ascensor -recién inaugurado- que te lleva a la específica zona VIP dedicada únicamente a la Alta Relojería.

Pero si el interior de la tienda gusta, la zona VIP es… magnífica. Totalmente tapizada en piel menos un frontal que es de raíz de ébano natural, hace que el cliente VIP se sienta cómodamente “en casa” mientras que se deja aconsejar por el experto. Este espacio, con tres confortables sofás consta además de extracción de humos, dado que Rafael Valiño es también un gran aficionado a los puros y le gusta darse el lujo e invitar a relajarse en ese espacio a sus mejores clientes VIP. El lugar es ideal, la luz de sodio da mucha claridad, y calienta mucho menos que el alógeno.

Rafael Valiño no tiene prevista ninguna expansión ya que no es su tipo de estrategia. Su boutique es única y la encontrará exclusivamente en Barcelona. Puede no tener grandes dimensiones pero al cliente no le faltará absolutamente de nada, e incluso puede uno fascinarse con el espacio especialmente reservado a la marca Ulysse Nardin. Todo este espacio fue diseñado exclusivamente para Valiño y está realizado en fibra de carbono combinado con madera clara, lo que no tiene que nada que ver con los colores oficiales de la marca pero que resalta el producto.

En Valiño el cliente puede encontrar una gama muy variada de relojería, desde el reloj más económico hasta las gamas más altas de la Relojería, como puedan ser: Blancpain, Girard-Perregaux, Jaeger LeCoultre, Corum, Roger Dubuis, Zenith, Piaget, Glashutte Original, Chopard o Ulysse Nardin. Y en cuanto a las líneas de joyería, Valiño cuenta con las mejores firmas italianas, alemanas, españolas, etc. Además, tiene en exclusiva la colección en platino de la marca Bunz. La genuina manera de saber escoger todos sus productos y la atención al cliente, son los puntos fuertes de esta boutique -no apta para las grandes masas- pero muy muy acogedora.